miércoles, 5 de septiembre de 2012



EL COMUNISMO NO GUSTABA, EL SOCIALISMO TAMPOCO. QUERÍAMOS CAPITALISMO.


Dicen que se consume muy poco, que ni las rebajas sirven para consumir más.

Es lógico, ¿quién va a consumir más: los parados, los funcionarios, los pensionistas, los empleados semiesclavizados con la espada de Damocles del despido, los autónomos camino de la ruina...?

Una política económica que sube los impuestos y despide a parte de los trabajadores y a la otra parte le baja el sueldo, conduce irremediablemente a la ruina del país. Eso lo sabe todo el mundo, incluso los que aplican esa política económica. Y, entonces, si lo saben ¿por qué lo hacen? Precisamente, porque ese es su objetivo: conducir a la población a la pobreza y la miseria. Y, ¿para qué? Para abaratar costes. 

Esta política económica y fiscal se complementa con la política laboral, consistente en eliminar los derechos de los trabajadores y cargarse a sus representantes sindicales. 

Cuando consigan estos objetivos (tener una población pobre, sin derechos y sin organizaciones sindicales) podrán imponer las condiciones que les venga en gana y así obtener el beneficio que les apetezca. 

Es lo que algunos llaman CAPITALISMO SALVAJE, y yo, simplemente CAPITALISMO.

viernes, 13 de julio de 2012

ASÍ SE ARRUINA UN PAÍS


Así se termina hundiendo un país: subiendo impuestos y bajando salarios. Cuando se llega a una situación, como la actual, en que se tiene que pedir prestado para pagar las nóminas, significa que estamos perdidos, antes o después se producirá la quiebra. En este momento ya no valen las soluciones convencionales, las organizaciones políticas que nos han llevado a la ruina no nos van a sacar de ella, ya no nos sirven.
Por eso
LA SOLUCIÓN ES EXTRAPARLAMENTARIA.
Id pensando rápido, porque el tiempo se acaba.

martes, 15 de mayo de 2012

VAGA


Demà faré vaga perquè sóc funcionari i em puc permetre fer ús d’aquest dret, recollit a l’article 28.2 de la Constitució Espanyola. Si treballara a l’empresa privada, en la pràctica no podría exercir aquest dret constitucional, seria suïcida. Això vol dir que els funcionaris som uns privilegiats, per poder fer ús d’un dret constitucional, o que els treballadors de l’empresa privada estan en una situació de semiesclavitud?
 
Els meus companys que no fan vaga i amb la seua actitud donen suport a l’ofensiva que els polítics han iniciat en contra del funcionariat i dels serveis públics, no estan tirant pedres contra la seua pròpia teulada?
 
Per tindre un lloc de treball (dret recollit a l’article 35 de la Constitució), sóc un privilegiat o els aturats són uns marginats del sistema?

martes, 8 de mayo de 2012

ELS POLÍTICS SÓN ELS PRIVILEGIATS I ELS CORRUPTES


I el cicle torna a començar:

Primer, els polítics rebaixen el sou als funcionaris, congelen les pensions, acomiaden mestres i tanquen hospitals.

Després, entreguen la recaptació a la banquia.

Això vol dir que pròximament tornaran a llançar una altra campanya difamatòria contra els funcionaris, amb la finalitat de distraure l’opinió pública de les seues actuacions criminals.

I nosaltres, mentrestant, dirigits per uns sindicats que no s’enteren, continuem fent el bobo, aportant 10 euros cadascú per a fer un anunci (en el que segurament es lloaran les nostres virtuts professionals, els avantatges socials del nostre ofici i lo bones persones que som), en compte de PASSAR A L’ATAC, PLANTAR CARA ALS POLÍTICS I DENUNCIAR LES SEUES ACTIVITATS CRIMINALS.

Ja és hora de deixar les coses clares:

ELS POLÍTICS SÓN ELS PRIVILEGIATS I ELS CORRUPTES, PARÀSITS DE LA SOCIETAT.

ELS FUNCIONARIS SOM HONRATS TREBALLADORS AL SERVICI DE LA SOCIETAT.

A lo millor necessitem BUSCAR UN LÍDER que ens propose una SOLUCIÓ EXTRAPARLAMENTÀRIA.

sábado, 5 de mayo de 2012

LOS POLÍTICOS ATACAN A LOS FUNCIONARIOS

PUES, TENDREMOS QUE DEFENDERNOS.

Primero, los políticos arruinaron a nuestro país, llevándonos a las más altas cotas de paro, corrupción, miseria,  y desesperanza.

Más tarde, nos rebajaron el sueldo a los funcionarios para entregar la recaudación a sus compinches los banqueros. 

Después, lanzaron una campaña difamatoria con el fin de poner a la opinión pública en nuestra contra, y poder distraer su atención mientras continuaban robando a la población con más ansia. Hasta la casa real nos roba!

Ahora pretenden cobrarnos por el uso de autovías, copago sanitario (1 euro por receta, 5 euros por día de hospitalización, etc.), aumento de tasas universitarias, aumento de la ratio en las escuelas, etc. para poder mantener su estatus: sueldazos, coches oficiales, asesores, guardaespaldas, televisiones, fútbol, embajadas, cuentas en paraísos fiscales, dietas, teléfonos, hoteles, putas, droga, eres, etc.

Pero, hay que decirlo, EXISTE UNA DIFERENCIA: mientras que a un funcionario se le exige una capacitación, una preparación, unos estudios y una oposición, a un político no se le exige absolutamente nada (únicamente, ser español y mayor de edad), el tonto del pueblo podría ser nuestro presidente; cosa que me parece muy bien, porque yo respeto las reglas democráticas. 

Ahora bien, yo no elijo a mis gobernantes para que abusen de mí, me roben y me exploten.

Llegados a este punto, ¿podría alguien como yo apoyar un sistema totalitario que nos liberara de esta gentuza que nos malgobierna? No lo sé, no descarto ninguna posibilidad.

Lo que sí sé es que:

LA PACIENCIA TIENE UN LÍMITE.

LA SOLUCIÓN ES EXTRAPARLAMENTARIA.


miércoles, 18 de enero de 2012

UNA REFLEXIÓN EQUIVOCADA

Acabo de escuchar en una tertulia de un programa de radio la siguiente reflexión: "si me suben los impuestos y me bajan el salario, disminuye mi poder adquisitivo, descenderá el consumo y los comercios también se verán afectados, ¿qué manera es ésta de solucionar la crisis?"
Si lo que se pretendiese fuera solucionar la crisis, este razonamiento sería lógico, es imposible solucionar la crisis con estas medidas. Desde este punto de vista, al partir de premisas convenientemente falseadas, el analista no encuentra respuesta a sus dudas.
En cambio, si analizamos la situación desde la perspectiva expuesta en el manifiesto sanchista, las cosas sí cuadran: no existe ninguna crisis, por tanto, las medidas no son para solucionar la crisis, son para desplumarnos. Para ello, ¿qué mejor que subirnos los impuestos y bajarnos el salario (o peor aún, despedirnos)?

martes, 10 de enero de 2012

lunes, 9 de enero de 2012

NI CRISIS NI MUNDIAL

1. NO EXISTE UNA CRISIS ECONÓMICA. Para que haya una crisis económica la clase capitalista ha de tener algún problema, así en la crisis del 29 había escasez de dinero y en la del 73 había escasez de petróleo. En cambio, ahora el capital no tiene nigún problema; al contrario, les va muy bien: han invadido los países excomunistas (algunas de las mayores fortunas del mundo estan en Rusia), controlan el petróleo, en Asia los negocios les van muy bien, en Europa estan haciendo caja y en Norteamérica  continua la normalidad.

2. El fenómeno NO ES MUNDIAL. En Oceanía, Asia, África y Sudamérica no hay "crisis ". Curiosamente, el fenómeno se centra en la zona correspondiente al estado del bienestar.

3. NO EXISTE UNA CRISIS SOCIAL. A pesar del progresivo distanciamiento que se está produciendo entre las clases trabajadoras y medias y las capitalistas, aquellas no perciben el problema como propio, aun no son conscientes de la agresión programada que estan sufriendo. Además, sus tradicionales aliados (los sindicatos y los partidos socialdemócratas y eurocomunistas) les han traicionado.

Por tanto, LA SOLUCIÓN ES EXTRAPARLAMENTARIA.

sábado, 7 de enero de 2012

EL MANIFIESTO SANCHISTA


El CAPITALISMO SALVAJE (al que los tontos denominan “mercados”) no se conforma con putear a los funcionarios, quiere más, lo quiere todo, maximizar beneficios (porque se rige por la maldita ley de la oferta y la demanda). Para ello, utiliza a su democracia y a sus políticos (socialdemócratas, liberales, conservadores, nacionalistas y tecnócratas; políticos corruptos, millonarios e inmorales).

El capitalismo salvaje ha desechado la socialdemocracia y su estado del bienestar, porque ya no le sirve, únicamente la usaba como un escudo ante el comunismo. Una vez caído éste, el capitalismo salvaje va a por todas, a maximizar: eliminarán todos los servicios públicos que puedan (como la enseñanza y la sanidad) y nos robarán las pensiones y los ahorros. Cuando se vean apurados, nos quitarán internet. Sólo conservarán la televisión, las drogas y el fútbol, para narcotizarnos; y el ejército, para reprimirnos. En lo demás no se van a gastar (y digo gastar porque para ellos somos un gasto, no una inversión, hemos dejado de ser un activo, somos escoria, sobramos) ni un duro, nos robarán todo lo que puedan.

NO EXISTE UNA CRISIS MUNDIAL, es sólo un pretexto para desmantelar el estado del bienestar y desplumarnos a sangre fría. Se está produciendo un flujo de dinero de las clases trabajadoras y medias hacia las clases capitalistas, con sus estados cómplices haciendo de intermediarios. Esto supone un regreso al capitalismo decimonónico puro y duro. 

A mí no me vale este sistema, yo no quiero ser un esclavo narcotizado, quiero ser un ciudadano libre. 

Por todo eso, LA SOLUCIÓN ES EXTRAPARLAMENTARIA.

Ciudadanos que pretendéis ser libres, UNÍOS!

Apoya y difunde el manifiesto sanchista.

Pepe Sánchez

La Vila Joiosa, 6 de enero de 2012