miércoles, 18 de enero de 2012

UNA REFLEXIÓN EQUIVOCADA

Acabo de escuchar en una tertulia de un programa de radio la siguiente reflexión: "si me suben los impuestos y me bajan el salario, disminuye mi poder adquisitivo, descenderá el consumo y los comercios también se verán afectados, ¿qué manera es ésta de solucionar la crisis?"
Si lo que se pretendiese fuera solucionar la crisis, este razonamiento sería lógico, es imposible solucionar la crisis con estas medidas. Desde este punto de vista, al partir de premisas convenientemente falseadas, el analista no encuentra respuesta a sus dudas.
En cambio, si analizamos la situación desde la perspectiva expuesta en el manifiesto sanchista, las cosas sí cuadran: no existe ninguna crisis, por tanto, las medidas no son para solucionar la crisis, son para desplumarnos. Para ello, ¿qué mejor que subirnos los impuestos y bajarnos el salario (o peor aún, despedirnos)?

martes, 10 de enero de 2012

lunes, 9 de enero de 2012

NI CRISIS NI MUNDIAL

1. NO EXISTE UNA CRISIS ECONÓMICA. Para que haya una crisis económica la clase capitalista ha de tener algún problema, así en la crisis del 29 había escasez de dinero y en la del 73 había escasez de petróleo. En cambio, ahora el capital no tiene nigún problema; al contrario, les va muy bien: han invadido los países excomunistas (algunas de las mayores fortunas del mundo estan en Rusia), controlan el petróleo, en Asia los negocios les van muy bien, en Europa estan haciendo caja y en Norteamérica  continua la normalidad.

2. El fenómeno NO ES MUNDIAL. En Oceanía, Asia, África y Sudamérica no hay "crisis ". Curiosamente, el fenómeno se centra en la zona correspondiente al estado del bienestar.

3. NO EXISTE UNA CRISIS SOCIAL. A pesar del progresivo distanciamiento que se está produciendo entre las clases trabajadoras y medias y las capitalistas, aquellas no perciben el problema como propio, aun no son conscientes de la agresión programada que estan sufriendo. Además, sus tradicionales aliados (los sindicatos y los partidos socialdemócratas y eurocomunistas) les han traicionado.

Por tanto, LA SOLUCIÓN ES EXTRAPARLAMENTARIA.

sábado, 7 de enero de 2012

EL MANIFIESTO SANCHISTA


El CAPITALISMO SALVAJE (al que los tontos denominan “mercados”) no se conforma con putear a los funcionarios, quiere más, lo quiere todo, maximizar beneficios (porque se rige por la maldita ley de la oferta y la demanda). Para ello, utiliza a su democracia y a sus políticos (socialdemócratas, liberales, conservadores, nacionalistas y tecnócratas; políticos corruptos, millonarios e inmorales).

El capitalismo salvaje ha desechado la socialdemocracia y su estado del bienestar, porque ya no le sirve, únicamente la usaba como un escudo ante el comunismo. Una vez caído éste, el capitalismo salvaje va a por todas, a maximizar: eliminarán todos los servicios públicos que puedan (como la enseñanza y la sanidad) y nos robarán las pensiones y los ahorros. Cuando se vean apurados, nos quitarán internet. Sólo conservarán la televisión, las drogas y el fútbol, para narcotizarnos; y el ejército, para reprimirnos. En lo demás no se van a gastar (y digo gastar porque para ellos somos un gasto, no una inversión, hemos dejado de ser un activo, somos escoria, sobramos) ni un duro, nos robarán todo lo que puedan.

NO EXISTE UNA CRISIS MUNDIAL, es sólo un pretexto para desmantelar el estado del bienestar y desplumarnos a sangre fría. Se está produciendo un flujo de dinero de las clases trabajadoras y medias hacia las clases capitalistas, con sus estados cómplices haciendo de intermediarios. Esto supone un regreso al capitalismo decimonónico puro y duro. 

A mí no me vale este sistema, yo no quiero ser un esclavo narcotizado, quiero ser un ciudadano libre. 

Por todo eso, LA SOLUCIÓN ES EXTRAPARLAMENTARIA.

Ciudadanos que pretendéis ser libres, UNÍOS!

Apoya y difunde el manifiesto sanchista.

Pepe Sánchez

La Vila Joiosa, 6 de enero de 2012